Extremoduro, más de tres horas de concierto

Que Robe Iniesta y su Extremoduro no dan puntada sin hilo es notorio a lo largo de toda su carrera. ‘Para Todos Los Públicos’ se llama el disco con el que están realizando la actual gira y todo tipo de seguidores ya merodeaban los aleñados del Palacio de los Juegos Mediterráneos tres horas antes de la apertura de puertas, en uno de los conciertos más esperados de la Feria de Almeria.[one_half]

Desde jóvenes que cumplen los cánones del manual del fan más acérrimo, hasta viejos rockeros que ayer tenían una cita ineludible con la rememoración de sus recuerdos o jóvenes adolescentes maquilladas como para salir de gala. Más de 5.000 personas se dieron cita ayer en Almería, sede de uno de los casi 40 conciertos que la banda ha programado por todo el país y que les llevará a Sudamérica una vez que concluya la gira en noviembre.

EX2Con algo más de media hora de retraso para facilitar el acceso a los rezagados que aún entraban en un goteo constante, Extremoduro salió al escenario, una recreación de un carguero, dispuestos a compensar la cancelación de 2008, volvían a Almería diez años después. Tras una introducción instrumental en la que poco a poco Robe Iniesta, Iñaki ‘Uoho’ Antón, Miguel Colino y José Ignacio Cantera iban siendo descubierto con la elevación de un container metálico, los primeros acordes de ‘Sol De Invierno’, uno de los temas más antiguos de los que sonaría anoche, comenzó una colección de éxitos.

De entre las cinco variaciones de setlist que lleva la banda en la gira, para Almería eligió el que contenía mayor cantidad de himnos y menos canciones de sus últimos dos discos de los que sonaron ‘Pequeño Rocanrol Endémico’, ‘Locura Transitoria’, ‘Poema Sobrecogido’, ‘Mi Voluntad’, ‘Qué Borde Era Mi Valle’ y ‘El Camino de las Utopías’ del más reciente y tan solo ‘Calle Esperanza s/n’ del disco ‘Material Defectuoso’. De esta forma, que en la primera parte del concierto incluyera la melódica y afectada ‘Buscando Una Luna’ y ‘Golfa’, rindió a los seguidores nada más sonar la campana.

[/one_half] [one_half_last]

La banda de Robe Iniesta abarrotó el Palacio de los Juegos Mediterráneos eligiendo además la variación de repertorio con mayor número de clásicos

El primer tramo de concierto, antes de su tradicional descanso, se completó con ‘La Vereda de la Puerta de Atrás’, coreada en salto, la canción inédita que han incorporado en esta gira, titulada ‘Canta La Rana’ y un generoso fragmento de ‘La Ley Innata’, una ópera-rock conceptual con la que dieron el salto definitivo hacia los arreglos complejos y los desarrollos extensos. Incluso con un par de estrofas nuevas que completan la historia de caos introspectivo.

Tras el descanso, el incendio

Con las fuerzas renovadas entre el público y la banda, la segunda parte del concierto concentró las canciones más virulentas del repertorio. Una escalada de potencia y ritmo que terminó de incendiar la noche. La entrada con ‘Prometeo’, enlazada con ‘Jesucristo García’, una de las canciones más míticas para sus seguidores, provocó el delirio colectivo que ya no cesó hasta el final de la actuación. Un intenso ‘Poema Sobrecogido’, con un solo de batería final de Cantera demoledor, fue la mejor introducción para ‘Amor Castúo’, el tema más antiguo de la noche, grabado en 1989 en su debut, ‘Tú En Tu Casa, Nosotros En La Hoguera’ (posteriormente rebautizado en ‘Rock Transgresivo en 1994, donde, por otro lado, no se incluía este tema). Toda una sorpresa, pues la canción solo había sido incluida en un par de conciertos de la gira.

Con todo ganado, la velocidad siguió creciendo con la reciente ‘Mi Voluntad’, el riff pegadizo y variado de ‘Autorretrato’ y dos éxitos indiscutibles como ‘Standby’ y ‘Salir’. La traca final de un Robe especialmente comunicativo desde el escenario llegó con ‘Puta’, ‘Qué Borde Era Mi Valle’ y el tradicional poema de Manolo Chinato, ‘Ama, Ama, Ama y Ensancha el Alma’. Con más de tres horas de concierto, la extenuación llegó a puerto con ‘El Camino de las Utopías’ y la coda final habitual en cualquier concierto en el que Iñaki Antón está sobre el escenario, el riff prolongado en un solo veloz y extenso del ‘Rockin’ All Over The World’ de Status Quo. Eran ya la tres de la madrugada.

EX3

[/one_half_last]

 

Valora esta página

Dejar un comentario